Sacerdote suspendido en Perú defiende más la tierra y la libertad que la vida humana

Posted on 11 mayo 2010

1


La Comisión de Familia y Vida del Arzobispado de Lima (Perú) criticó que el suspendido sacerdote Marco Arana, dirigente del Movimiento Tierra y Libertad, pretenda “defender y proteger más a la tierra y la libertad que a la propia vida de un ser humano” convirtiéndose así en un “cómplice más de la maldad que envenena al mundo entero” sin “propuestas serias ni responsables”.

Según señala la comisión en un artículo titulado “La píldora del día siguiente no es una política de salud”, llevar este tema a la contienda electoral constituye el “caballito de batalla” de Arana usado “solo para aparecer en los titulares de algunos medios, demostrando así su incapacidad para proponer ideas y propuestas que enriquezcan al país económicamente y moralmente justas y buenas”.

“El candidato Arana sabe muy bien que la píldora del día siguiente es abortiva, y que el ministro de salud, Óscar Ugarte no está acatando el fallo del Tribunal Constitucional, lo cual es una falta grave como funcionario público. Él sabe que el TC no prohibió la venta de la píldora, pero cuestionó al Estado por permitir la distribución de una píldora cuyo tercer mecanismo de funcionamiento es abortivo”, agrega.

“El mismo fabricante reconoce que el concebido es impedido de anidar en el endometrio para su desarrollo lo cual es calificado como aborto. Para la OMS la vida no comienza con la fecundación, es decir la unión del óvulo con el espermatozoide, sino con la implantación del ser concebido en el endometrio, lo cual no es cierto para la ciencia, ni para nuestra constitución”, recuerda.

Por ello, la comisión precisó que “es incoherente e irresponsable que una persona que lidere un grupo político, y aspire al sillón presidencial, pretenda defender y proteger, más a la tierra y la libertad que la propia vida de un ser humano”.

“¿Con que moral puede defender este señor los derechos humanos si piensa en matar indiscriminadamente, con políticas que asesinan a indefensos antes que curen, brinden salud, seguridad y bienestar?”, cuestionó.

Asimismo, la comisión recordó que la Constitución política del Perú reconoce y defiende la vida desde su concepción hasta su muerte natural y lamentó que “este señor (Marco Arana) cree que todo lo que causa pavor o polémica es el mejor colchón para entrar al escenario político, para presentar y decir barbaridades a favor del aborto y de la eutanasia, ambos asesinatos abominables por tratarse de personas indefensas que gozan de todos los derechos como cualquier otra persona”.

“La falta de propuestas serias y responsables para el crecimiento y desarrollo del país hacen de ésta persona, un cómplice más de la maldad que envenena al mundo entero”, concluyó.

Anuncios