Obama elige a la pro-abortista Elena Kagan como candidata a ocupar un puesto en el Tribunal Supremo

Posted on 11 mayo 2010

0


La procuradora general de Estados Unidos, Elena Kagan, será finalmente la persona que presentará el presidente Barack Obama como candidata a ocupar el puesto del Tribunal Supremo que actualmente ocupa el juez John Paul Stevens y que quedará vacante al final del presente año judicial, que concluye a finales de junio. Se da la circunstancia de que la elegida es una fervorosa defensora del «derecho al aborto», lo cual garantizaría durante décadas un mayor peso de la cultura de la muerte en el tribunal más importante del país norteamericano.
Charmaine Yoest, presidenta de Americans United for Life (Americanos Unidos por la Vida), ha asegurado a LifesiteNews que “Elena Kagan mantiene fuertes lazos con organizaciones defensoras del derecho al aborto, además de haber expresado su admiración por aquellos jueces activistas que han trabajado para conseguir avances en las políticas sociales en vez de limitarse a interpretar imparcialmente la ley”.

Kagan se ha manifestado en contra de las restricciones federales que impiden la financiación de los abortos con dinero público, así como contra las normas que establecen un mayor asesoramiento a las mujeres antes de abortar, las cuales considera como un arma de los anti-abortistas

La organización Catholic Families for America (CFA) ha criticado duramente la nominación debido al caracter pro-abortista de la candidata, a quien se considera parte del sector más duro entre los juristas de izquierdas del país. Kevin Roberts, director ejecutivo de la CFA, ha declarado que “nomimar a alguien que ha sido tan activamente hostil contra el matrimonio tradicional y los no nacidos, demuestra que en la agenda del presidente Obama figura claramente una política anti-vida y anti-familia aunque él diga lo contrario”.

La nominación de Kagan confirma las sospechas de muchos observadores politicos que anunciaron un giro radical a la izquierda del presidente Obama mientras los demócratas controlan todavía el Senado por un amplio margen, el cual se espera que se reduzca drásticamente, o incluso desaparezca, tras las próximas elecciones de noviembre.

Anuncios
Etiquetado: ,