Chacón suprime las misas en los actos militares oficiales

Posted on 11 mayo 2010

1


La instrucción está firmada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa a finales de enero.

MADRID- La entrega de despachos de oficiales de la Armada se celebra cada año en la Escuela Naval de Marín el 16 de julio, día de la Virgen del Carmen, patrona de los marinos. El acto comprende una misa de campaña, con formación militar y honores al Santísimo, y acto seguido se procede a la entrega de los títulos de oficiales a los alumnos de la escuela. Así ha sido durante el último medio siglo. Es el único acto de estas características en el que aún pervivía la ceremonia religiosa, porque tanto en el Ejército de Tierra como en el del Aire la misa es ajena al acto. En el caso de la Armada, la eucaristía se celebra por ser la patrona más que por la entrega de despachos.

Este año la jornada será, por imposición, diferente. La Armada tendrá que celebrar la misa en un lugar distinto y fuera de los actos oficiales del día. Así lo especifica, según ha podido saber este diario, una instrucción de finales de enero firmada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa en la que fija que, en los actos de entrega de despachos de oficiales y suboficiales, las misas tendrán que celebrarse en un lugar distinto del acto castrense oficial y en un horario que no interfiera con éste. Aunque no especifica nada acerca de la Armada, la instrucción es casi un mensaje personalizado, porque ésta es la única que mantenía la ceremonia religiosa dada la coincidencia con la patrona. Y de hecho, sólo en ese acto, porque días antes de la entrega de despachos de oficiales de la Marina se celebra en San Fernando (Cádiz) la de suboficiales y en esa ceremonia no hay misa como parte del mismo.

Hace dos años la misa de Marín ya estuvo en el centro de la polémica. En 2008, el Partido Popular denunciaba que la ministra de Defensa, Carme Chacón, había intentado anular la misa del acto de Marín. Hasta mediados de junio de ese año la Escuela Naval anunciaba la presencia de la titular de Defensa en el acto, pero finalmente acudió el secretario de Estado, Constantino Méndez, acompañando a los Príncipes de Asturias. Desde el Ministerio, entonces, se aseguraba que en ningún momento estaba prevista la presencia de la ministra en la ceremonia. A continuación, fue la propia Armada la que ratificaba lo expresado por el departamento que dirige Chacón.

La eucaristía se celebró antes de la entrega de despachos y con todas las autoridades presentes. Durante la misma, el oficiante agradeció la presencia de las personas no católicas respetuosas con estos actos.

Fuentes de la Armada aseguraron a LA RAZÓN que la titular de Defensa sí que había intentado que no hubiera ceremonia religiosa, pero que el «malestar» que la propuesta había generado entre buena parte de los marinos y la presión de otras autoridades concluyó en la celebración del acto tal y como se había venido realizando hasta entonces.

El año pasado la polémica no se revivió. No hubo misa, pero no porque nadie se empeñara, sino a causa de la lluvia, que lo impidió al ser la ceremonia al aire libre. El protocolo establecido por la Armada señalaba que, en caso de que la meteorología fuera adversa, se acortaría el acto suprimiendo la misa y el discurso del director de la Escuela Naval. Y así fue. A la jornada acudieron Sus Majestades los Reyes junto a la ministra de Defensa y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Este año aún no hay previsión de qué autoridades acudirán a Marín, aunque lo habitual es que asista algún representante de la Familia Real y algún alto cargo ministerial.

En el departamento de Chacón ya llevan varios meses trabajando en la actualización del reglamento de honores militares, que data de 1984. El propio equipo del Ministerio es consciente del arraigo de las tradiciones católicas en las Fuerzas Armadas, por lo que está midiendo con sumo cuidado las reformas en el terreno religioso. Tal y como adelantó este periódico en julio de 2009, los funerales de Estado se abrirán a otras confesiones más allá de la católica, dependiendo de la confesión religiosa del honrado.

El otro punto polémico del reglamento se centra en la presencia de militares en procesiones. La modificación establecerá que sólo se acudirá a estos actos voluntariamente, aunque lo cierto es que en la actualidad la mayor parte lo hace así, como es el caso del Cristo de la Buena Muerte de Málaga o la procesión del Corpus de Toledo.

El himno
La última ceremonia religiosa celebrada por la Armada fue el funeral por los cuatro marinos muertos en Haití. Aunque no suele ser habitual, durante la consagración sonó el himno nacional.

Tradiciones en la Milicia
– Nadie entiende el Cristo de la Buena Muerte de Málaga sin la Legión y desde 1928 es una pieza clave de la Congregación. Son miembros del Tercio los que velan el Cristo y ellos mismos lo sacan de su templo al son del «Novio de la muerte» y lo entronizan en la mañana del Jueves Santo. La presencia de los legionarios en este acto lo ha convertido en uno de los más seguidos de la Semana Santa en toda España.

– En Toledo, quienes salen en procesión son los alumnos de la Academia de Infantería de la ciudad imperial. Pero lo hacen en el Corpus, la fiesta mayor de Toledo. A la salida de la catedral un piquete de honores recibe al Santísimo y una escuadra de gastadores lo precede a lo largo de toda la marcha. El propio alcalde de Toledo, Emiliano García Page, del PSOE, ha defendido la presencia de los militares en la celebración.

– La misa en la Escuela Naval Militar de Marín el día de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, es una tradición de hace más de 50 años. La coincidencia de la entrega de los despachos de oficiales con la advocación mariana, asumida por la Armada como patrona en 1911, convierte esa jornada en el día grande de la Marina española.

Anuncios