El lobby gay promueve la censura

Posted on 27 abril 2009

2


COLEGAS, el colectivo de gays, lesbianas y transexuales españoles, ha iniciado una auténtica caza de brujas en Murcia a raíz de unas declaraciones de la doctora Gloria Tomás y Garrido en la Universidad de Alicante, dentro del V Curso de Ciencia y Sociedad.
COLEGAS, tal y como denuncia un comunicado del partido social cristiano AES, ha comenzado a una particular caza de brujas con el objetivo de que nada ni nadie pueda tener otra opinión sobre la homosexualidad distinta a la que se pretende ofrecer desde el colectivo. El colectivo que aglutina a los gays, lesbianas y transexuales españoles ha manifestado su intención de trasladar a la Fiscalía General del Estado las declaraciones de la doctora Gloria Tomás y Garrido, profesora de Bioética de la Universidad Católica de Murcia, pronunciadas en el transcurso del V Curso de Ciencia y Sociedad que se celebraba en la Universidad de Alicante, y ha exigido al Ministerio de Educación que instituya un organismo que controle la libertad de cátedra “para que no se hagan discursos que atenten contra los valores constitucionales y los derechos humanos”.
Durante su ponencia, la doctora Tomás y Garrido, se limitó a afirmar que la homosexualidad se había considerado durante mucho tiempo una enfermedad mental, consideración que se suprimió por “intereses políticos”. Tal afirmación, según recoge el comunicado, coincide con la sostenida por la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas (FIAMC) y por la Asociación de Médicos Católicos de los Estados Unidos.
Para este partido, las palabras de la doctora, realizadas dentro de un ámbito universitario y, por tanto, amparado por la libertad de cátedra, han sido utilizadas nuevamente por lobby rosa para imponer el silencio contra todas aquellas personas que piensan y opinan sobre la materia de forma distinta a la que desde COLEGAS se promueve.
Alternastiva Española recuerda que la asociación COLEGAS, que goza de la relevancia oficial que le han conferido tanto los socialistas como los populares, en Murcia recibió de manos de las juventudes del Partido Popular el premio a la tolerancia, lo que difícilmente se hace compatible con su deseo manifiesto de establecer un discurso único y la censura.

Anuncios
Posted in: Sociedad